Blog de vidasanaybienestar

5 ALIMENTOS QUE TE AYUDARAN A PREPARAR TU PIEL PARA EL VERANO

Los dermatólogos llevan años advirtiendo de que la moda del bronceado intenso no es beneficiosa para la piel. Los rayos UVA y UVB contribuyen al envejecimiento prematuro de la piel si no nos protegemos adecuadamente durante la exposición solar.

Los expertos consideran que más del 80% del envejecimiento de la piel se debe a laacción solar. Los rayos UVA atacan las fibras elásticas de la dermis contribuyendo a que ésta pierda firmeza y aparezcan arrugas. Además, el grosor de la piel se incrementa y pueden aparecer manchas de color marrón conocidas como melasma.

La única manera de disfrutar del sol sin riesgo consiste en proteger nuestra piel mediantefiltros de protección solar, no sólo durante el verano, sino durante todo el año. Es imprescindible asegurarse de que estos productos protegen de las radiaciones UVA y UVB. Además, es imprescindible evitar los rayos solares en las horas en las que éstos inciden de manera más directa, es decir, entre las 12:00 y las 16:00 h.

Por otra parte, es importante desterrar el mito de que cuando una persona está morena ya no necesita protegerse del sol. Según Magdalena de Troya, doctora en Dermatología, cuando se produce el bronceado el daño cutáneo ya se ha producido y la reacción de la piel es “defenderse” produciendo un aumento de pigmentación. Es decir, aunque no se produzca una quemadura solar, las células de la piel se dañan igualmente y, por tanto, se sigue produciendo envejecimiento cutáneo.

Según esta misma doctora, existen alimentos que pueden servir de protector solar ya que, dado que uno de los efectos que produce la radiación en la piel es la liberación de radicales libres (responsables del envejecimiento cutáneo acelerado), aportar un extra de antioxidantes naturales pueden ayudar a bloquear estos radicales libres.

Entre estos alimentos y complementos podemos citar:

1-Los antioxidantes presentes en frutas y verduras. Es importante aumentar la ingesta de frutas y verduras durante los meses anteriores a la exposición solar, así como mientras se está expuesto al sol. Las frutas y verduras, no sólo contienen importantes antioxidantes que pueden contribuir a evitar el envejecimiento prematuro debido a la exposición solar, sino que además, contienen gran cantidad de agua que mantendrá un adecuado nivel de hidratación de nuestro organismo, incluyendo la hidratación de nuestra piel.

2-Los antioxidantes presentes en los cereales. En este aspecto, cabe destacar el alto contenido en vitamina E (con gran poder antioxidante) del germen de trigo. Además, el germen de trigo contiene ácido pantoténico y vitaminas A, D, K y F, así como minerales, conformando un verdadero cóctel que contribuye a paliar los efectos del envejecimiento cutáneo prematuro.

3-El betacaroteno, un derivado de la vitamina A y que tiene un efecto protector endógeno. Los expertos recomiendan que si se ingieren complementos alimenticios a base de betacaroteno, éstos sean de origen natural. Así, algunos de los complementos alimenticios de betacaroteno están elaborados a base de una microalga llamadaDunaliella salina que es mucho más rica en esta sustancia que ninguna de las frutas o verduras. De hecho, contiene 200 veces más betacaroteno que la zanahoria. El betacaroteno no sólo protege del sol, sino que ayuda a obtener un bronceado más fácilmente ya que activa la melanina.

4-El té verde, cuyo contenido en polifenoles actúan como fotoprotectores. Precisamente su alto contenido en vitaminas A, C, E, Selenio y polifenoles le confieren al té verde un gran efecto antioxidante que combate los radicales libres.

5-El aceite de rosa mosqueta ingerido, por su poder regenerativo de la piel en caso de de cicatrices postsolares y problemas de envejecimiento prematuro. En 1983 se llevó a cabo un estudio clínico en 180 pacientes en la Facultad de Química y Farmacología de la Universidad de Concepción (Chile) en el que se comprobó que el aceite de rosa mosqueta ingerido por los pacientes producía una clara acción regeneradora de la piel, contribuyendo a atenuar el tono de las cicatrices, a prevenir el fotoenvejecimiento prematuro de la piel y a regenerar las quemaduras solares.




Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: