LOS EFECTOS DAÑINOS DE LA COCA COLA PARA NUESTRA SALUD

Escrito por vidasanaybienestar 02-09-2015 en VIDA SANA. Comentarios (0)


Después de 10 minutos las diez cucharadas de azúcar contenidas en un vaso de Cola suponen un golpe devastador para el organismo. Sin embargo, después de beber una lata de Coca-Cola una persona no vomita inmediatamente, ya que el ácido fosfórico suprime el efecto del azúcar


Se produce un aumento de los niveles de insulina en el torrente sanguíneo.

El hígado transforma todo el azúcar en grasa.

Después de 40 minutos

La ingestión de la cafeína ya se ha completado. Las pupilas se dilatan. La presión arterial aumenta, ya que el hígado libera más azúcar a la corriente sanguínea. Los receptores de adenosina se bloquean, impidiendo así la somnolencia.coca-cola1

Después de 45 minutos

El cuerpo incrementa la producción de dopamina, una hormona que estimula el centro de placer del cerebro y que tiene el mismo principio de funcionamiento que la heroína.

Después de 1 hora

El ácido fosfórico se une al calcio, al magnesio y al zinc en el tracto gastrointestinal, sobrealimentando así el metabolismo. Aumenta la eliminación de calcio a través de la orina.

Después de más de 1 hora

Se hace sentir el efecto diurético de la bebida. El organismo elimina calcio, magnesio y zinc, componentes de los huesos, así como el sodio. En este momento la persona se siente irritable o débil. En este contexto True Activist se pregunta si los consumidores son conscientes del ‘cóctel’ que están ingiriendo cuando beben una botella de Coca-Cola y disfrutan de su innegable efecto refrescante.

El ingrediente activo de la Coca-Cola es el ácido ortofosfórico. Debido a su alta acidez, las cisternas en las que se transporta el concentrado tienen que ser resistentes a materiales altamente corrosivos. En general, la composición de uno de los productos más promocionados de la compañía

Coca-Cola, la Coca-Cola Light sin cafeína, deja mucho que desear.

Esta bebida contiene agua carbonatada, E150d, E952, E950, E951, E338, E330, E211 y aromas.

El agua carbonatada es agua con gas. Provoca secreción gástrica, incrementa la acidez del jugo gástrico y causa flatulencia. Además, no se utiliza agua mineral, sino agua convencional filtrada.

E150d: es un colorante alimenticio obtenido al procesar azúcar a determinadas temperaturas, con o sin adición de reactivos químicos. En el caso de la Coca-Cola, se le agrega sulfato de amonio.

E952: es ciclamato sódico, un sustituto del azúcar. El ciclamato es un producto químico sintético con un sabor 200 veces más dulce que el azúcar y que se utiliza como edulcorante artificial. En 1969 fue prohibido por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA), ya que esta substancia, igual que la sacarina y el aspartamo, causó cáncer en la vejiga urinaria de ratas. En 1975 empezó a prohibirse también en Japón, Corea del Sur y Singapur. En 1979 la OMS (Organización Mundial de la Salud) volvió a permitir el uso de ciclamatos.

E950: es acesulfamo de potasio, un compuesto 200 veces más dulce que el azúcar que contiene éter de metilo y agrava el funcionamiento del sistema cardiovascular. Asimismo, contiene ácido aspártico, una sustancia que también puede excitar el sistema nervioso y con el tiempo puede crear adicción. El acesulfamo se disuelve de mal y no se recomienda que lo consuman niños ni mujeres embarazadas.

E951: es aspartamo, utilizado como sustituto del azúcar en productos para diabéticos. Es químicamente inestable, ya que a temperaturas elevadas se descompone en metanol y fenilalanina. El metanol es muy peligroso: entre 5 y 10 mililitros son suficientes para destruir el nervio óptico y causar ceguera irreversible. Cuando los refrescos se calientan el aspartamo se transforma en formaldehído, un potente carcinógeno.

E338: es ácido ortofosfórico. Puede causar irritación de la piel y los ojos. Se utiliza para la producción de sales de ácido fosfórico de amoníaco, sodio, calcio, aluminio y también en la síntesis orgánica para la producción de carbón vegetal y cintas de película, de materiales refractarios, cerámica, vidrio, fertilizantes, detergentes sintéticos, y en la industria médica, metalúrgica, textil y del petróleo.

E330: ácido cítrico. Está muy extendido en la naturaleza y se utiliza en la industria farmacéutica y en la alimentaria. Las sales de ácido cítrico (los citratos) se usan en la industria alimentaria y, en medicina, para conservar la sangre.

E211: es benzoato de sodio, utilizado como agente antiséptico y antifúngico en productos alimenticios como confituras, zumos y yogures de frutas. No se recomienda que lo consuman los asmáticos y las personas que son sensibles a la aspirina. Un estudio realizado por Peter Piper, de la británica Universidad de Sheffield, desveló que este compuesto causa un daño significativo al desactivar el ADN. Esto puede derivar en cirrosis y en enfermedades degenerativas como el párkinson.

Los aromas son aditivos aromáticos desconocidos.

La Coca-Cola light es todavía peor, ya que el aspartame, que reemplaza el azúcar en este refresco, convierte la bebida en un veneno neurotóxico puro. Y ahora… ¿te apetece una Coca Cola? 

ALGUNOS DAÑOS QUE CAUSA LA COCA COLA  A NUESTRA SALUD

La doctora Gloria Gilbert explica sobre los daños que causa la Coca-Cola en nuestra salud

La Coca-Cola, esa bebida burbujeante que ha generado tanto revuelo por sus dudosos beneficios en lo que respecta a la salud. Sin embargo, aún con todas las campañas internacionales antiCoca-Cola que se han promovido para suspender sus ventas, cada 24 horas se consumen en el mundo 1 600 millones de sus productos.

¿De dónde nació?

Cuando el doctor Pemberton creó en 1886 la fórmula Vino Coca Pemberton, lo hizo con el objetivo de proporcionar un remedio para la digestión y la fatiga. Para ese entonces, el doctor vendía en promedio 9 botellas al día, lo que implicaba un gran crecimiento en su negocio medicinal. Fue así que le pidió a Frank M. Robinson un diseño para su producto; y el resultado: el cambio de nombre para el inconfundible logotipo de Coca-Cola.

Con el paso del tiempo, unos chicos emprendedores decidieron exportar este producto líquido, por lo que el Pemberton aceptó su propuesta con una sola e inquebrantable condición: Coca-Cola suministra el concentrado y las embotelladoras elaboran, venden y distribuyen la bebida.

En 1929 la  Coca-Cola llegó a México. La empresa empezó a desarrollar diversos promocionales enfocados en el público mexicano. ¿Quién diría que México se convertiría 25 años después en el principal consumidor a nivel mundial de esta bebida? Y si no lo cree, estudios han demostrado que en el país se consumen 675 botellas por habitante; por lo que no nos sorprenderíamos de que esté en los principales países con mayor sobrepeso y obesidad.

¿Qué efectos tiene la Coca-Cola en nuestro cuerpo?

La doctora Gloria Gilbert explica en True Activist qué sucede en el cuerpo cuando consumimos una sola lata de esta bebida:

Al ingerir una lata de este refresco, estamos recibiendo diez cucharadas de azúcar como un gran golpe; esto provoca una reacción muy intensa en nuestro cuerpo, que si no vomitamos en ese momento es porque el organismo provee ácido fosfórico para equilibrar esos niveles exagerados glucosa en la sangre. Sin embargo, no es suficiente: como efecto dominó, la glucosa eleva los niveles de insulina transformando toda la azúcar ubicada en el hígado en grasa. En consecuencia, la presión arterial se eleva, bloqueando los receptores de adenosina (molécula predominante en el proceso del sueño) y así continuar en estado de alerta.

¿Y esto qué provoca? Que el ácido fosfórico se una al calcio, al magnesio, al sodio y al zinc en el tracto gastrointestinal, sobrealimentando al metabolismo para la eliminación pronta de estos nutrientes a través de la orina. Recordaremos que estos elementos son importantes en nuestro organismo para su buen funcionamiento en general. De lo contrario, al perderlos, el cuerpo se desequilibra, generando diferentes tipos de enfermedades tanto físicas como emocionales.

¿Cuáles son los componentes de la Coca-Cola?

Algunos de sus elementos (y sus efectos en el cuerpo) son:

–  El agua carbonatada: aunque no es agua mineral, se trata de agua con convencional filtrada. Este ingrediente provoca secreción gástrica, incrementando la acidez del jugo gástrico y también flatulencias.

–  Ciclamato sódico, o sustituto del azúcar: con un sabor 200 veces más dulce que el azúcar, este producto fue prohibido en 1969 por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos(FDA, por sus siglas en inglés) por aumentar la incidencia de cáncer en la vejiga.

–  Aspartamo: es otro sustituto del azúcar, el cual también fue prohíbo en 1969 por la FDA. A temperaturas elevadas, se descompone en metanol (alcohol) y fenilalanina, convirtiéndose en sustancias peligrosas que pueden destruir el nervio óptico y causar ceguera. Además, también se puede transformar en formaldehído, el cual es un intenso cancerígeno.

–  Ácido ortofosfórico: debido a su acidez, las tuberías en donde se transporta el concentrado necesitan ser resistentes a este material. Y si eso provoca en materiales muertos, en el cuerpo puede causar irritación de la piel y de los ojos.

En conclusión, es recomendable investigar las implicaciones que ciertos productos pueden provocar en nuestro organismo; de ahí, una vez que estemos bien informados, entonces buscar alternativas que nos ayuden a cuidar nuestro bienestar corporal y mental.