Blog de vidasanaybienestar

pérdida de peso

DESINTOXICANTE ZUMO DE ZANAHORIA Y JENGIBRE PERFECTO PARA ADELGAZAR ( RECETA )

Escrito por vidasanaybienestar 10-09-2015 en VIDA SANA. Comentarios (0)

Desde pequeñas se nos ha inculcado la importancia de comer zanahorias. Son muchos los beneficios de esta hortaliza que tanto nos gusta, pero en particular en lo que tiene que ver con la dieta, la zanahoria es aliado perfecto de los que buscan perder peso. Sus propiedades diuréticas, desintoxicantes, desinflamatorias la hacen un ingrediente estrella. Por eso te doy otra excusa para incluirla en tu menú del día. Este zumo de zanahoria con el sabor adicional del jengibre de seguro te va a gustar. ¡A DISFRUTARLO!

Claro que hay miles de maneras de añadir la zanahoria a tu dieta diaria, pero este zumo es una opción refrescante y realmente saludable. Espero te guste. 

Zumo de zanahoria con un toque de jengibre
Rinde: 1 vaso pequeño

5 zanahorias
1 pulgada de raíz de jengibre 
1 taza de agua caliente
1 cda. de miel 100 por ciento natural
1/2 taza de jugo de naranjaPreparación:

1. Lava bien la zanahoria, córtala en par de pedazos. Pela el jengibre y córtalo en pedazos también. Coloca la zanahoria y el jengibre en la licuadora y hazlos puré. 
2. Añade el agua caliente y deja reposar por 30 minutos. 
3. Cuélala, descartando la ralladura seca.
4. Añade el jugo de naranja fresco. Endulza con la miel. 
5. Sirve con hielo. ¡Disfruta! 

NOTA: Como con todo lo que tiene que ver con tu salud, no olvides consultar siempre a tu médico de cabecera antes de hacer cualquier dieta.


ESPÁRRAGOS IMPORTANTE DEPURATIVO - SUS PROPIEDADES Y BENEFICIOS

Escrito por vidasanaybienestar 19-08-2015 en VIDA SANA. Comentarios (0)

El espárrago verde es una hortaliza que posee una serie de beneficios y propiedades muy importantes para la salud de todas aquellas personas que lo consumen.

No en vano, es una de las hortalizas tan antigua como las primitivas civilizaciones en sí, puesto que los primeros documentos que se conservan y que nos hablan de esta verdura tierna y carnosa datan del año 3.000 a.C.

Además, existen representaciones en forma de pinturas en varios monumentos egipcios, dado que, en este país, era considerado como una ofrenda para los dioses.

El espárrago verde es de un color verde-violeta, y cuenta con una yema comestible totalmente exquisita que, generalmente, no excese del 20% de su tamaño total.

Es interesante su consumo –por ejemplo- en dietas de adelgazamiento, ya que tiene un bajo aporte calórico, y además es un gran depurativo que actúa como refrescante y como diurético en sí.

Esto se suma además a que dispone de un extracto que sirve de sedante para el corazón.

Eso sí, se debe tener en cuenta que antes de ser consumidos, deberán ser cocinados.

Si ya te gustan los espárragos, te enterarás de algunos beneficios que seguramente no sabías y que están aportando mucho a tu salud.Si por el contrario es un vegetal que siempre has mirado de reojo, ahora tendrás sobradas razones para preparar ricos platos que le incluyan.

El espárrago, quizás interpretando simbólicamente su propia forma similar a la de una lanza, sirve como arma para luchar contra enfermedades. Es que cuenta con muchos beneficios para tu salud. Además de ser una fuente de muchísimos nutrientes: fibra, folato, vitaminas A, C, E, y K, y de proveernos con cromo, indispensable para metabolizar la glucosa y regular la insulina, éste herbáceo cuenta con beneficios que probablemente no sabías.


DESINTOXICANDO NUESTRO CUERPO

En primer lugar, sirve para desintoxicar nuestro cuerpo. El espárrago es una fuente riquísima en potasio. El potasio es conocido por reducir la grasa de la panza. También como ya dijimos, contiene fibra, lo que ayuda a limpiar nuestro sistema digestivo. No tiene grasa ni colesterol, y tiene muy pocas calorías. De acuerdo a un estudio realizado por una clínica en dietas, el espárrago es lo mejor para desintoxicar.

PARA NO ENVEJECER

También tiene propiedades anti-envejecimiento. Posee muchos antioxidantes, colocándose entre las mejores frutas y vegetales por su capacidad de neutralizar las células dañadas. Ésto, según investigaciones primarias, ayuda a enlentecer el proceso de envejecimiento.

UNA AYUDA CON LA PAREJA

Seguro que éste beneficio no te lo esperabas: el espárrago también es afrodisíaco. Ésto se debe no sólo a su forma fálica que estimula el apetito sexual, sino a que ayuda a mantener altos niveles de energía, lo que siempre es bueno ya sabes para qué. Durante el siglo XIX era costumbre servir espárragos a los novios en vísperas de la boda para de esa manera estimular el deseo y vigor.

¿PROBLEMAS PARA ORINAR?

Otro efecto desconocido del espárrago es su cualidad de diurético. Contiene altos niveles del aminoácido asparagina, que sirve como un diurético natural, y no solamente nos ayuda a orinar sino que también a deshacernos mediante la orina del exceso de sales. Ésto es particularmente beneficioso para aquellos que sufren de edema (una acumulación de fluidos en los tejidos del cuerpo) y para los que tienen alta presión sanguínea u otras enfermedades cardíacas.

PARA UNA LUCHA IMPORTANTE

Por último, pero no menos importante, un gran punto a favor del espárrago es que puede resultar bueno contra el cáncer. El espárrago es la mejor fuente alimenticia del antioxidante glutationa, una sustancia que los investigadores en el Instituto para la Prevención contra el Cáncer han identificado como eficaz para evitar el cáncer. Se cree que la glutationa tiene poderes anti-víricas.

Tiene algunos beneficios más importantes o trascendentes que otros, además de todos aquellos que ya seguramente conocías, pero sin dudas todas las razones suman para consumir espárragos e incluirlos en nuestra sana dieta.

PRUEBA A HACER ESTA DELICIOSA Y FÁCIL RECETA DE ESPÁRRAGOS AL HORNO

Esparragos asados al limón: Rocía, 12 espárragos pequeños (10-12 cm de largo), con una mezcla de jugo de 1/2 limón, 1/2 cucharadita de aceite de oliva y un diente de ajo machacado. Asa al horno hasta que estén tiernos pero crujientes, de 13 a 15 minutos

CÓMO PREPARAR Y COCINAR ESPÁRRAGOS ( PARMESANO Y LIMÓN )

Una guarnición o acompañamiento con muchísimo sabor y aparte fácil de hacer.

Si nunca has preparado espárragos no te apures, aquí te voy a enseñar como cortarlos y prepararlos.

Busca espárragos que no estén lastimados o doblados, deben de estar firmes y derechos. Su color debe de ser verde vibrante y las puntas deben de estar cerradas y del mismo color del esparrago. Si el color de las puntas es de color más claro (casi amarillo) y se ven y sienten secas entonces los espárragos son viejos y no tienen la misma calidad y frescura.

Para saber dónde cortar el esparrago solo debes de tomarlo con las manos, cada mano tomando un extreme y doblar cerca de la parte final. Se va a doblar y romper una parte pequeña que es la que se desecha. Con este parámetro puedes cortar los demás espárragos en el mismo lugar.

En esta ocasión los espárragos van horneados. Primero hay que lavar los espárragos con agua fría y dejar secar en un trapo de cocina.

Cuando estén secos se colocan en un recipiente o bandeja para hornear. Se agrega el aceite de oliva, queso parmesano, jugo de limón y se sazona con sal y pimienta.

Se mezcla bien con las manos para que todos los espárragos estén bien cubiertos de aceite y de queso. Es importante que no queden los espárragos unos arriba de otros, deben de quedar en una sola línea.

Se colocan en un horno precalentado y se hornean durante 10-12 minutos o hasta que los espárragos se hayan suavizado y dorado un poco.

Sirven calientes acompañando su platillo favorito ya sea pollo, carne, pescado, mariscos, pastas o hasta solos.

INGREDIENTES

  • 16-18 espárragos
  • 2 cucharadas aceite de oliva
  • 1 cucharada queso parmesano
  • Jugo de 1 limón chico
  • Sal y pimienta, al gusto

ELABORACIÓN

  1. Lavar los espárragos bajo el chorro de agua fría.
  2. Colocar en un trapo de cocina y secar muy bien.
  3. Tomar el espárrago con la mano y doblar, donde truene es donde se deben de cortar.
  4. Cortar los demás espárragos en el mismo lugar.
  5. Precalentar el horno a 205°C.
  6. Colocar los espárragos en un recipiente para hornear.
  7. Agregar el aceite de oliva, queso parmesano, jugo de limón, sal y pimienta al gusto.
  8. Mezclar con las manos hasta que todo que bien incorporado y todos los espárragos estén bien cubiertos.
  9. Hornear durante 10-12 minutos o hasta que se hayan suavizado y dorado un poco.
  10. Servir calientes y acompañar de más limón si lo prefieren.

NOTAS

Si no quieren ensuciar mucho cubre el molde o bandeja para hornear con papel aluminio.